Una imagen vale más que cien medidas de austeridad. El Congreso cuelga el retrato del socialista José Bono.